LA MALA FAMA DE LOS GATOS

Al igual que existen muchos gatófilos en el mundo, también son legión los que no sienten simpatia alguna por los gatos. ¿Por qué hay personas que no quieren relacionarse con gatos?

Existen muchos motivos, algunos basados en la creencia de enfermedades como la toxoplasmosis o las alergias que pueden provocar los felinos domésticos. Pero la mayor parte de las creencias que causan rechazo hacia los gatos son leyendas que les han dado mala fama a lo largo de la historia.

Se piensa que la época dorada para los gatos fue en el antiguo Egipto, donde eran considerados seres divinos y la diosa Bastet era representada con cabeza de gato. Esto cambiaría radicalmente en la peor época para los gatos, en la edad media europea fueron menos afortunados, eran perseguidos por considerarse aliados de causas diabólicas y portadores de enfermedades. Aunque esta idea fue perdiendo fuerza cuando empezó a valorarse su rol en la lucha contra las ratas, que trasmitían enfermedades como la peste, pues los gatos siempre fueron aceptados en comunidades de humanos por sus habilidades para cazar roedores. Se dio también el caso de culpar a los gatos de transmitir la peste bubónica, con lo que fueron exterminados en masa en pueblos y ciudades algo totalmente erroneo ya que contribuyeron a que se multiplicara la población de ratas, auténticos propagadores de la plaga.

También en la Edad Media, se pensaba que eran compañeros y mascotas de las brujas o individuos que practicaban raros rituales en la naturaleza. A veces se los quemaba vivos o se los tiraba desde la cumbre de edificios altos durante las festividades de muchos pueblos, salvajadas que se hacen con otros animales además de los gatos.

Existe una superstición común basada en la creencia de asociar al gato negro con la mala suerte, cruzarse con un gato negro de forma súbita, es augurio de infortunios.

 

Por otra parte, lejos de la realidad, es cierto que el cine, algunas series de televisión y en fin, peliculas donde aparecen gatos, no les han hecho un gran favor, ya que representan a los gatos como compañeros de seres malvados, mafiosos o de un modo más light, son animales gruñones y egoistas en contraposición con la alegria y el amor que dan los perros.

 

No solamente el Dr. Maligno llevaba un gato en su regazo, si recordais la serie de dibujos animados del Inspector Gadget, su archienemigo al que solamente se le veia un brazo, aparecia acariciando un gato con aspecto pícaro y malvado.

 

También en los dibujos hay otros ejemplos que recuerdan a lo mencionado sobre las creencias en la Edad Media europea, gatos que son compañeros de seres malvados como los brujos. En los dibujos de Los Pitufos, el brujo Gargamel que trataba de atrapar a los diminutos seres azules, iba acompañado del gato Azrael, aunque este felino estaba más interesado en comer que en las pócimas del amo.

Otro ejemplo es el gato Garfield, un gato anaranjado, obeso, vago y gruñon que se burla de Jon y tira al perro Odie de una patada en el borde de la mesa.

 

En el cine, donde salen animales como protagonistas en muchas peliculas, hay ejemplos, realmente muchos y no tendria tiempo de mencionarlos todos. En la película De vuelta a casa, un viaje increible, dentro del grupo compuesto por dos perros y una gata himalaya, es la gata la que se burla del perro cachorro con la famosa frase: “los gatos comen, los perros babean”.

Otra pelicula con los animales como protagonistas, es Babe, el cerdito valiente, donde la gata es la encargada de decirle al cerdo el destino que le aguarda, de forma cruel, diciendole para que vale cada animal y que los cerdos solamente sirven para ser comidos por los humanos.

Hay muchos ejemplos, seguramente otros lectores sabrán más, he omitido poner demasiados para no alargar esta parte. Por otra parte, es común decir que los gatos son menos afectuosos, más independientes y que son animales interesados solamente por las comodidades y el alimento que pueden tener asociandose con los humanos.

Si bien es cierto que los gatos no son tan activos durante el dia como son los perros y que los gatos no suelen ser tan efusivos al lanzarse a las piernas del amo para darle cariño meneando la cola, si que pueden asegurar los gatófilos que muchos gatos, una vez que establecen un fuerte vínculo con una persona, la reclaman, maullan para buscarla, le lamen las manos, los pies o la nariz si se acercan, esos lametones son los llamados besos de gato, pero cuesta conseguir la confianza de un felino, se gana con el dia a dia

Acerca de Amaury

Hola..Esta pagina es perjudicial para el trabajo y los oficios. Si te gusta, entonces comenta y subela a Facebook y Twitter si es que tienes.. Ponte a disfrutar de esta pagina y recuerdas regresar..

Publicado el 6 agosto, 2009 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

  1. Hola he tenido perros durante veinte años y te puedo asegurar que no hay nada mas gratificante que el ganarte la confianza de un gato y sentir esos besitos asperos que dan.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: